Blog de ulvar-1949

Vigilancia

Que alguien canción,

que alguien melodía,

que alguien de sus labios

su crucial conjuro,

su timbre encantado.


Oh, si sólo una nota,

si sólo un agudo registro

eléctrico en la bruma,

relampagueante,

vibrando en el aire,

trizando esas máscaras,

ahuyentando.


Tú, pequeña esposa,

tú, acérrima aliada,

tu voz de doncella,

tu timbre sin mácula

en este eclipse

de luz y sonido,

en este sucumbir

de lo viviente.


Alguien a la ventana,

alguien al umbral,

alguien a la puerta

con su instrumento.


Alguien al camino,

alguien a los accesos

con su agudo registro

de ángel redentor,

con sus airadas cuerdas

estremeciéndose.


Desde los visillos,

por la escueta rendija

de las celosías,

sus rostros infatigables,

su brumoso semblante

montando guardia,

emergiendo y yéndose

entre la ceniza.


Pero una sola nota,

oh, un sólo vibrar

de cuerdas airadas,

un sólo gorjeo

de pájaro irisado,

un sólo tremolar.


Que alguien como el rayo,

que alguien su conjuro

de tonos y aromas,

alguien a la ventana

patético, asaz,

desesperadamente.


Y tú, pequeña esposa,

tú, inconmovible aliada,

tu agudo registro

de ángel en llamas,

tu ira incendiaria?


Dónde, dónde, dónde,

dónde ahora que esos rostros,

que esas máscaras turbias

su espesa vigilancia?


Que alguien a los caminos,

que alguien a los accesos,

que alguien su melodía,

su timbre encantado,

su crucial conjuro.


   De: Libro de amor en invierno (1995/96)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: